Muere Tama, jefa de la estación de Kishi

Que fallezca un empleado ferroviario no suele ser noticia, a no ser que este empleado SEA UNA GATA, como es el caso de Tama, que llevaba casi 10 años a cargo de la estación de Kishi en Japón.

station-master-tama-3

 Todos conocemos la obsesión con los gatos que puebla el este asiático, pero puedes no conozcer la historia de “esa gata que ha conseguido más ascensos en el trabajo que tú”.

Tama empezó a trabajar en la estación de Kishi, a cargo de la empresa Wakayama Electric Railway en 2006. En ese año, tras ser una estación poco transitada, sufrió un recorte de plantilla que prescindió de los empleados que hasta entonces la operaban y dejó al cargo al dependiente de un ultramarinos de las cercanías, el cual todos los días, probablemente debido al exceso de ocio de una estación tan “tranquila”, daba de comer a los gatos que se reunían en sus alrededores. En enero de 2007 la gata entra a formar parte de la plantilla, vistiendo el uniforme ferroviario como todo empleado que se precie.

Este hecho causa de todo menos indiferencia, y de repente, la estación que nadie usaba se ve abordada por la avalancha de gente que acude a ver al animal, aumentando la afluencia de la línea y convirtiéndose en un referente para el turismo.

da2dd9e166eb3f086ea0a5d4e18f45fd

Desde entonces, Tama no hizo más que ascender en su puesto hasta alcanzar el rango no sólo de jefa de estación, ¡sino presidenta honorífica en 2013! La empresa decoró uno de sus trenes con dibujos de Tama tanto en su interior como en su exterior, costumbre ya en Japón, como la línea de autobuses comunitarios Hachiko en Shibuya.

Tama llegó a los 16 años en abril, y moría el 25 de junio de un fallo cardíaco. El martes 28 se celebró su funeral en la misma estación, que reunió a más de 3000 personas para despedir al felino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*