Declaración de la renta en Japón o Kakutei Shinkoku

Para todos los que viváis en Japón o para los que no pero que tengáis curiosidad en ello recordad que aquí el año fiscal acaba a finales de Marzo y por consiguiente la declaración de la renta se debe llevar a cabo antes de que acabe el mes. En Japón, la declaración final de impuestos o declaración de la renta se conoce como kakutei shinkoku y normalmente se lleva a cabo en el mes de febrero y para los más tardíos en marzo.

Lleváis vuestro certificado de ingresos y retenciones conocido como Gensen Choshuy Hyo ((源泉徴収票) y si tenéis varias nóminas pues llevaréis tantos recibos como empresas hayáis trabajado. El Gensen Choshuy Hyo se suele expedir a finales de Enero. Para los que trabajen en una empresa (funcionarios normalmente también) es relativamente más fácil porque la empresa generalmente deduce los impuestos de la fuente de ingresos de los empleados y los paga. Sin embargo si uno recibe salarios de varias fuentes u otro tipo de rentas que excedan 200.000 yenes necesitará hacer la declaración de la renta y pagar los impuestos de manera independiente. También tendrá que declarar de manera independiente en el caso de que haya recibido un salario de más de una fuente no sometida al ajuste de fin de año (Nenmatsu Chosei) y el valor haya excedido 200.000 yenes. Los que tuvieron un ajuste de fin de año correcto, no necesitan realizar esta declaración ante la Oficina de Impuestos (zeimusho).

Para realizar la declaración uno puede hacerla online o va en persona a la oficina de impuestos (Zeimusho), lo que en España sería las  oficinas de la Agencia Tributaria donde podrá realizar la declaración via ordenador o manualmente. Aquí tenéis la sala de espera, incluso hay una televisión con programas de cocina para que uno no se aburra.

Te dan el numerito y cuando te llamen el funcionario encargado nos llamará para guiarnos en los pasos a seguir.

Una vez delante de la pantalla uno va introduciendo sus datos personales y después se trata de ir cubriendo los espacios vacíos con los datos del Gensen Choshuy Hyo. 

Todo está automatizado y cada cubículo tiene un lector de código de barras (por cierto el aparato era de marca Sony y se llamaba «Felica») que transferirá todos los datos de nuestra carpeta al ordenador y nuestra información y datos personales quedarán también registrados para la próxima vez que tengamos que hacer la declaración de la renta. Con lo cual la próxima vez debería ser incluso más rápido. A nosotros nos llevo nos más de 20min. Parece que gracias al código QR del que va provista la carpeta podemos conectarlo a nuestro teléfono movil o tablet. Viva la tecnología japonesa.

Y no olvidéis que solo tenéis hasta finales de Marzo para hacer el kakutei shinkoku o declaración de la renta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.